Lenguas

Lenguas del mundo

Una lengua o idioma es un sistema de comunicación (verbal o signal) propio de una comunidad humana. A pesar de que a menudo se emplean erróneamente como sinónimos, no es el mismo una lengua o idioma que el lenguaje, la capacidad humana general.

Toda lengua intenta representar el mundo mediante las palabras y su combinación en frases. Las reglas de combinación, la formación de nuevas palabras y el que ellos significan, son el objeto de estudio de la lingüística. Las lenguas naturales, a diferencia de las artificiales o lenguajes formales, presentan a menudo ambigüedades, puesto que reflejan la manera de ver el mundo de un grupo de hablantes.

No hay ninguna definición aceptada universalmente para decidir qué es una lengua y que no lo es (y es una variante o dialecto). Es por eso que la taxonomía de las lenguas es a menudo conflictiva y polémica. Algunos ejemplos son: danés y noruego; gallego y portugués; o incluso algunas hablas euscars (roncalés) que algunas escuelas afirman que no pertenecen al vasco. En el caso de la diferenciación del valenciano y el catalán la polémica tan sólo existe a nivel político, puesto que toda la comunidad científica está convencida que es una misma lengua. Estas polémicas a menudo tienen el origen en la identificación de lengua y sentimiento nacional o en la intercomprensión entre hablantes.

En total hay unas 6000 lenguas diferentes, pero se calcula que cerca de la mitad desaparecerá durante el siglo XXI, por la carencia de transmisión generacional y presión política otros idiomas. La disciplina que estudia las lenguas es la lingüística.

El número de idiomas generalmente aceptado está en torno a 6.000, aunque el número de idiomas actualmente hablados es difícil de precisar debido a varios factores: En primer lugar, no hay un criterio universal que permita decidir si dos hablas con cierto grado de inteligibilidad mutua, tienen que considerarse dialectos de un mismo idioma histórico o dos lenguas diferentes. En segundo lugar, hay áreas del planeta insuficientemente estudiadas para precisar si los grupos humanos presentes en ellas hablan realmente la misma o mismas lenguas que otros grupos humanos más conocidos. Esto se aplica especialmente a Nueva Guinea; ciertas áreas de la Amazonas donde existe constancia de más de 40 tribus no contactadas; el sudeste del Tíbet, oeste de Nepal y norte de Birmania y una de las Islas Andamán y Nicobar. En tercer lugar, de vez en cuando se descubren hablantes o personas que recuerdan alguna lengua que se presuponía extinta, y que son capaces de emplearla en su vida cotidiana.